top of page

Lóbulos Frontales, el lugar donde nos volvemos humanos.



Entender al cerebro, nos ayudará a mejorar como especie.


¿Qué es la realidad?, esta es una pregunta que a perseguido a los más grandes pensadores y científicos en el trascurso de la historia. Y no es algo trivial, ya que entender la realidad nos puede ayudar a liberarnos de muchos automatismos que atentan contra el bienestar de una raza que ha avanzado mucho, pero que no ha logrado entenderse, ni a vivir en armonía.

La verdad, aunque nos cueste aceptarla, es que la realidad no ocurre fuera de nosotros, a más bien nuestras realidades. Ya que cada estímulo que nuestros órganos de los sentidos captan del medioambiente, son procesados e interpretados por una zona del cerebro, donde se transforma en una experiencia. Por ejemplo no vemos realmente con los ojos, sino con la zona cerebral que procesa los datos que nuestros ojos captan del entorno, tanto es así que si tienes una lesión en la zona cerebral a cargo del procesamiento visual, aunque tus ojos estos perfectamente sanos, no podrás ver nada.


Ahora está más claro, que cuando hablamos de experimentar la realidad personal, hablamos de todo lo que pasa en nuestro cerebro, y es por ello que no podemos avanzar como especie hasta que tengamos unos conocimientos básicos de las funciones cerebrales; y logremos comprender que lo que vemos es el mapa de la realidad, pero no es LA REALIDAD, es decir «el mapa no es el territorio.»

Y gran parte de lo que nos hace humanos ocurre en una parte muy puntual del cerebro, en los lóbulos frontales. Los cuales les invito a estudiar, para entender mejor quienes somos, y como convivir mejor con nuestro semejantes.


Perspectiva general



Los lóbulos frontales forman parte de la corteza cerebral y son la más grande de las estructuras cerebrales. Son el sitio principal de las llamadas funciones cognitivas “superior”.

Los lóbulos frontales contienen una serie de sub estructuras importantes, incluida la corteza prefrontal, la corteza orbitofrontal, las cortezas motoras y premotoras y el área de Broca. Estas subestructuras están involucradas en la atención y el pensamiento, el movimiento voluntario, la toma de decisiones y el lenguaje.


Estudio de caso


Aunque ya no es una práctica común, aproximadamente 40.000 personas en los Estados Unidos han recibido una lobotomía prefrontal para tratar una variedad de trastornos cognitivos y de la personalidad. Esta práctica altamente controvertida implica destruir o cortar las conexiones con la corteza prefrontal y a menudo da como resultado un comportamiento voluntario deteriorado.


Funciones asociadas


• Procesos ejecutivos (comportamiento voluntario como toma de decisiones, planificación, resolución de problemas y pensamiento), control motor voluntario, cognición, inteligencia, atención, procesamiento y comprensión del lenguaje, y muchos otros.


Trastornos cognitivos asociados


Los lóbulos frontales son las estructuras más grandes del cerebro y, en consecuencia, se han asociado con un gran número de trastornos. Estos incluyen el TDAH, la esquizofrenia y el trastorno bipolar (corteza prefrontal).



Asociado con daños


• Parálisis


• Pérdida de espontaneidad en las interacciones sociales


• Cambios de humor


• Incapacidad para expresar el lenguaje


• Habilidades sociales atípicas y rasgos de personalidad


Subestructuras


• Corteza prefrontal


• Corteza orbitalfrontal


• Corteza premotora


• Corteza motora


• Área de Broca


• Campos oculares frontales


• Gyrus frontal medio


• Gyrus frontal inferior


Revisiones de investigación


• Hikosaka e Isoad (20|0) revisan cómo los lóbulos frontales y los ganglios basales están involucrados en el cambio entre el comportamiento rutinario y controlado

(MID:20181509).


• Ludwig y sus colegas (2013) revisan el papel del lóbulo frontal en la hipnosis y su correlación con los rasgos de personalidad (PMID: 23660477).


• Smallwood y sus colegas (2012) verifican cómo la interconexión entre los lóbulos frontal y parietal está relacionada con el pensamiento guiado internamente (MID:21466793).


• Brancucci (2012). revisa la red fronto-parietal y cómo se relaciona con la inteligencia medible y la flexibilidad conductual (PMID: 224226 12).


• Jurado y Rosselli (2007) revisan la investigación actual sobre funciones ejecutivas, como los planes dirigidos a objetivos, el rendimiento efectivo y la capacidad de inhibir el comportamiento sobreaprendizaje (PMID: 17786559).


Enlace


• Encabezados de sujetos médicos (MeSH)



21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page