top of page

Cómo mejorar el lenguaje no verbal


La comunicación no verbal es una herramienta muy importante para nuestras relaciones diarias. A veces no le prestamos mucha atención, nuestras expresiones faciales y gestos pueden afectar mucho a cómo nos comunicamos y cómo los demás nos ven.


Para mejorar nuestro lenguaje no verbal, es relevante tener en cuenta algunos consejos y técnicas que nos ayudarán a comunicarnos de manera clara y efectiva.



Primero, la postura corporal es muy fundamental en el lenguaje no verbal. Una postura erguida y abierta transmite confianza y apertura hacia los demás. Evita encorvarte o cruzar los brazos porque puede indicar que estás defensiva o cerrada. En cambio, mantén los hombros hacia atrás, la cabeza en alto y los brazos relajados a los lados. Esta postura abierta hará que los demás se sientan más cómodos al interactuar contigo.


El contacto visual es crucial para que la gente tenga éxito en su comunicación. Ten contacto visual con la persona con la que estás hablando, esto demuestra interés y atención hacia lo que están diciendo. Evita mirar a otras personas o distraerte con tu entorno, porque puede hacerte sentir desinteresado o falta de respeto. Al mantener un contacto visual firme, estás mostrando que estás comprometido en la conversación y te enfocas en lo que se está discutiendo.


El tono de voz y la expresión verbal también son elementos relevantes del lenguaje no verbal. Utiliza un tono de voz claro y audible, sin hablar demasiado rápido o demasiado bajo. Modula tu voz para adecuarse al mensaje que deseas transmitir. Si quieres expresar tu entusiasmo o emoción, asegúrate de que tu voz refleje esa intensidad. Por otro lado, si quieres transmitir calma o serenidad, modula tu voz de manera suave y pausada.



Las expresiones faciales también son una parte integral del lenguaje no verbal. Nuestros rostros son una ventana para nuestras emociones, por lo que es importante saber las expresiones que mostramos. La sonrisa transmite amabilidad y apertura, lo cual puede contribuir a establecer una conexión positiva con los demás. Asimismo, evite fruncir el ceño o mostrar una expresión de desagrado, ya que esto puede ser interpretado como una desaprobación o una falta de interés.


Los gestos también desempeñan un papel crucial en el lenguaje no verbal. Al hablar, utiliza gestos naturales y suaves para enfatizar tus puntos o para mostrar tu interés. Evite gestos bruscos o exagerados, porque esto puede distraer o dar la impresión de una comunicación poco auténtica. Mantén tus movimientos en armonía con tus palabras y asegúrate de que sean congruentes con el mensaje que deseas transmitir.


Por último, es valioso practicar para mejorar el lenguaje no verbal. Observe tus propios hábitos de conducta y lenguaje no verbal en diversas situaciones. Puede grabarte en video o practicar en un espejo para apreciar cómo te ves y qué mensajes estás enviando. También puede solicitar comentarios a amigos o familiares de confianza con el fin de obtener diversas perspectivas y áreas de mejora.


En resumen, el lenguaje no verbal juega un papel fundamental en nuestras interacciones cotidianas. Dentro de nuestro lenguaje no verbal, debemos tener en cuenta nuestra postura corporal, contacto visual, tono de voz, expresiones faciales y gestos. Durante la vivencia y la comprensión de nuestras acciones, podemos transmitir mensajes de forma clara, efectiva y auténtica, lo cual nos posibilitará establecer conexiones más fuertes y mejorar nuestras aptitudes de comunicación en general.





25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page